‹ voltar



Orações de grande eficácia e poder para os tempos de prova, tribulações e ataques do maligno

n/d

Oraciones de gran eficacia y poder para usarlas en tiempos de prueba, tribulaciones y ataques del maligno, protección especial en el final de los tiempos dictadas por nuestro Señor Jesucristo a Su instrumento dócil : "el Discípulo".

 

ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

¡Oh, poderoso Arcángel San Miguel! Que tu brazo y tu espada poderosa destruyan a los espíritus malignos y tu escudo protector nos proteja de todo daño, de toda maldad y de todo peligro A la Iglesia, a nosotros y a nuestros seres queridos. Amén.

 

ORACIÓN QUE HA DE DECIRSE ANTE JESÚS SACRAMENTADO

¡Oh, Corazón Compasivo y Misericordioso de Jesús mi Señor y Rey Te adoro y Te alabo en tu Cuerpo Sangre, Alma y Divinidad Corazón Eucarístico de Jesús que estás presente em Todos los Sagrarios de la tierra, Te doy gracias por el Don de Tu Amor y me ofrezco como alma reparadora por los sacerdotes Y por los ultrajes cometidos contra Tu Sacratísimo Cuerpo.

  

ORACIÓN A LA VIRGEN MARIA

¡Oh, Dulcísima Madre! Por Tus Lágrimas y Dolores nos conceda el Padre Eterno Misericordioso un verdadeiro arrepentimiento de nuestros pecados Y que la Llama de Amor arda en el corazón de todos los hombres.

  

ORACIÓN A LA MADRE HERMOSA 

Madre hermosa que Tu belleza y Tu humildad sean un bálsamo en mis penas y en mi caminar. Dame las flores de Tu corazón. Ven a sentarte dentro de mi corazón para que florezcan en mí las virtudes de la fe, la gracia y la santidad. Bendice mi vida, lléname de Tu amor dulce y tierno para que pueda amar, bendecir y perdonar. Amén.

 

ORACIÓN PARA PEDIR EL FUEGO SAGRADO DEL SEGUNDO PENTECOSTÉS

Padre Celestial manda el Fuego Sagrado y Divino a mi corazón. Haz que arda en mí el fuego vivo del amor. Inunda mi alma, todo mi ser, toda mi mente, todo lo que soy. Espíritu de verdad dame el conocimiento y la ciencia, dame la fe absoluta, ilumina mi entendimiento, doblega mi razón y mis sentidos. Te amo Dios Espíritu Santo, espero en Ti, me someto a Ti al abandono total, a la misericordia y justicia divina. Quiero vivir desde ahora y para siempre en Tu Divina Voluntad. Amén. Amén. Amén.

 

Año 2019

Discípulo ha recibido la indicación, de hacer oración, con diferentes oraciones ya dadas en el tiempo. Una de esas es ésta letanía de la humildad.​

Letanía de la Humildad (obispo Merry del Val)

​"Dios mío, no soy más que ceniza y polvo”
Jesús, manso y humilde de corazón, haz mi corazón parecido al tuyo.

(Después de cada frase decir: Líbrame, Señor)

Del deseo de ser alabado,
del deseo de ser honrado,
del deseo de ser aplaudido,
del deseo de ser preferido a otros,
del deseo de ser consultado,
del deseo de ser aceptado,
del temor a ser humillado,
del temor a ser despreciado,
del temor a ser reprendido,
del temor a ser calumniado,
del temor a ser olvidado,
del temor a ser ridiculizado,
del temor a ser injuriado,
del temor a ser rechazado.​​

(Antes de cada frase decir: Concédeme, Señor, el deseo de…)​

que otros sean más amados que yo,
que otros sean más estimados que yo,
que otros crezcan susciten mejor opinión de la gente y yo disminuya,
que otros sean alabados y de mí no se haga caso,
que otros sean empleados en cargos y a mí se me juzgue inútil,
que otros sean preferidos a mí en todo,
que los demás sean más santos que yo con tal que yo sea todo lo santo que pueda.
De ser desconocido y pobre, Señor, me alegraré,
De estar desprovisto de perfecciones naturales de cuerpo y de espíritu.
… que no se piense en mí,
que se me ocupe en los empleos más bajos,
que ni se dignen usarme,
que no se me pida mi opinión,
que se me deje el último lugar,
que no me hagan cumplidos,
que me reprueben a tiempo y a destiempo,
bienaventurados los que son perseguidos por causa de la justicia, porque suyo es el Reino de los Cielos.​

Oración: Dios mío, no soy más que polvo y ceniza. Reprime los movimientos de orgullo que se elevan en mi alma. Enséñame a despreciarme a mí mismo, Vos que resistís a los soberbios y que dais vuestra gracia a los humildes. Por Jesús, manso y humilde de Corazón. Amén.​

Oración dada por la Santísima Virgen a Discípulo:​

ORACIÓN DE RENUNCIA PARA LIBERARNOS DEL DAÑO ESPIRITUAL

Yo___________ en el eterno presente de Nuestro Señor Jesucristo, Rey y Señor mío, por la gracia y protección de mi bautismo, rechazó en mi persona y en mi familia, en el linaje paterno y materno, cualquier tipo de consagración o rito, que el maligno através de sus instrumentos de cualquier jerarquía, pretenda lazar en este país que pertenece al Sagrado Corazón y al Inmaculado Corazón de María. Pido, humildemente, en espíritu y en verdad, al pie de la Cruz, en el Monte Golgota, ser bañado, sellado y protegido con la Sangre ¨Preciosa que brota del costado abierto del Cordero Inmaculado. Porque creo, con el poder de la Fe y de la Palabra, que la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo quedó en la tierra para ser invocada. Esa Sangre roja, viva y palpitante, contiene todo el poder de destruir y protegernos de cualquier pretención del maligno. La Sangre de Cristo nos cubra y nos selle a nuestras familias y a todo México (diga su país) para que se detenga todo mal. Nos resguardamos en el vientre purísimo de la Santísima Virgen María, inmerso y sellado con esta protección. Amén.

 
Fonte: https://sagradoscorazones.wixsite.com/apostolado/quienes-so-mos2

Busca


Terça-feira, 21 de Setembro de 2021




Acessos








Mulher Vestida de Sol